La Cultura de la Información

La era de la información se caracteriza por una revolución constante de la tecnología digital de la comunicación, con la emergencia de una estructura social en red, en todos los ámbitos de la actividad humana, y con la interdependencia global de dicha actividad.

El investigador Manuel Castells, de la Universidad de California, dice que esta globalización amenaza con excluir a los países no desarrollados de las redes de información. Estas redes, sin embargo, crean fragmentación y poca estructura social.

[Estas notas son un resumen de los apuntes de diversas clases impartidas por el Dr. Samuel Martínez, de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México]

La extensión de la nueva sociedad de la información, con una economía basad en la ampliación y difusión del conocimiento tiene que ver mucho con la existencia de centros universitarios que cumplan con su propio papel de creación y transmisión del conocimiento al más alto nivel.

CulturaDeLaInformación-Esquema

El término “sociedad de la información” tomó fuerza en los ochenta, en donde en el libro The production and distribution of knowledge in the United States  (Fritz Machlup, 1962) concluía que el número de empleos que se basan en la manipulación y manejo de información es mayor a los que están relacionados con algún tipo de esfuerzo físico.

Estas “industrias sin chimenea” se clasificación en el “sector servicios”. Para que funcionen mejor se requiere una desregulación del mercado de las telecomunicaciones, la búsqueda del acceso global a las tecnologías de la información y la privatización de la industria de las telecomunicaciones, con toda la polémica que esto engloba.

Algunos críticos señalan que esto no es sino otro tipo de imperialismo cultural.

El gran reto para los individuos que se desarrollan en todas las áreas de conocimiento es vivir de acuerdo a las exigencias de este nuevo tipo de sociedad, estar informados y actualizados, innovar, pero sobre todo generar propuestas y generar conocimiento, conocimiento que surge de los millones de datos que circulan en la red.

¿Qué es la Alfabetización Informativa?

Es una capacidad de comprender y un conjunto de habilidades que capacitan a los individuos para “reconocer cuándo se necesita información y poseer la capacidad de localizar, evaluar y utilizar eficazmente la información requerida”. Se dice que una persona puede pasar a ser analfabeta funcional en la medida en que los conocimientos que posee son sobrepasados por la modernización y el avance tecnológico de una sociedad, así por ejemplo en la época de la industrialización, muchas personas pasaron a ser analfabetas.

El Presidential Committee on Information Literacy usa la siguiente definición: una persona alfabetizada en información es quien sabe cómo aprender a aprender. Ella conoce cómo aprender porque conoce cómo se organiza el conocimiento, cómo encontrar información y cómo usarla.

Características de la era de la información

En esencia, es el crecimiento acelerado del volumen y el acceso a ésta a través de formatos impresos, electrónicos, etcétera. Es posible pronosticar que las habilidades para usar y accesar a la información serán cruciales.

El Presidential Committee on Information Literacy estableció que una persona alfabetizada en información es quien sabe cómo aprender a aprender. Ella conoce cómo aprende porque conoce cómo se organiza el conocimiento, cómo encontrar información y cómo usarla.

Habilidades básicas de información en la era actual

Para encontrar y recuperarla Para usarla, analizarla, criticarla y comprenderla Para compartirla, presentarla y producirla

Toda experiencia vivida antes de la invención de la escritura está cubierta tras el halo del concepto de “prehistoria” y el acceso a dichas experiencias supone enormes dificultades.

El conocimiento que el hombre ha acumulado sobre sí mismo solo ha sido posible debido a la habilidad de recuperar los registros en los que ha quedado preservada su experiencia. Es por eso que el desarrollo futuro y el “progreso” de las sociedades humanas está estrechamente ligado a la evolución de las técnicas de almacenamiento y conservación de los registros documentales.

De tal manera que la objetivación de la memoria humana se convierte en uno de los factores más determinantes del crecimiento de la misma.

La situación inicial se invierte en la actualidad, y el problema de acceder a la información adquiere nuevas dificultades. El día de hoy, el volumen de información que se produce, transmite y almacena mundialmente aumenta un 30% cada año (Lyman & Varian, 2003).

Podemos afirmar que el acceso al conocimiento no está impedido ya por la escasez de información, sino, paradójicamente por el exceso de la misma. Un docuemento mal classificado no sirve para nada.

Foto: Karolina van Schrojenstein Lantman/CC/Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s