La Estructura del Artículo Científico

El objetivo de toda investigación científica es la difusión de sus resultados.

Esta condición del trabajo del científico difiere de otros oficios y profesiones, en donde la actividad termina después de la acción realizada (ej. Un albañil, un policía, un médico). El científico está obligado a presentar los resultados y los que aprendió durante su investigación. La razón principal radica en que sus hallazgos deben ser reproducibles para hacer avanzar, a fin de cuentas, a la ciencia.

[Estas notas son un resumen de los apuntes de diversas clases impartidas por el Dr. Samuel Martínez, de la Universidad Iberoamericana, Ciudad de México]

Una tesis de maestría o disertación doctoral, por ejemplo, no son artículos científicos sino hasta que se hayan publicado en alguna revista y hayan sido sometidos a revisión por pares.

¿Qué debo tomar en cuenta para redactar científicamente?

  • Tener claridad, sencillez y usar un lenguaje que remita a un sólo significado.
  • Transmitir el sentido con el número de palabras. Evitar la grandilocuencia.
  • Recordar que “Lo que es fácil de leer fue difícil de escribir”.
  • Siempre tener en cuenta que el objetivo es informar de la investigación y sus resultados, no entretener o jugar con metáforas.
  • Ser preciso, claro y breve.
  • El objetivo es facilitar al máximo la lectura del documento al lector, quien no puede interactuar con nosotros para resolver sus dudas.
  • Cualquier término que pueda parecer ambiguo debe ser clarificado dentro del mismo documento.
  • Comunicar la mayor cantidad de información en el menor número de palabras.

Antecedentes del artículo científico

La organización del artículo científico con la estructura Introducción, Métodos, Resultados y Discusión (IMRYD) tiene cien años. Las revistas científicas, poco más 300 años. Las dos primeras fueron la Journal des Scavans en Francia y las Philosophical Transactions of the Royal Society of London en Inglaterra, que aparecieron en 1665. Desde entonces, la revista se ha convertido en el medio principal para comunicar las ciencias.

Actualmente hay unas 70 mil revistas científicas en todo el mundo (King y otros, 1981).

Los primeros artículos eran sobretodo descriptivos, “vi esto y después aquello”. Con el boom económico en Estados Unidos después de la segunda guerra mundial, la publicación de artículos creció rápidamente, privilegiando la estructura IMRYD por cuestiones de ahorro de papel y costos.

La lógica del IMRYD puede definirse mediante una serie de preguntas: ¿Qué cuestión (problema) se estudió? La respuesta es la Introducción. ¿Cómo se estudió el problema? La respuesta son los Métodos. ¿Cuáles fueron los resultados o hallazgos? La respuesta son los Resultados. ¿Qué significan esos resultados? La respuesta es la Discusión.

El artículo científico es un informe escrito que comunica por primera vez los resultados de una investigación. Los artículos científicos publicados en miles de revistas científicas componen la literatura primaria de la ciencia. Los libros y los artículos de síntesis (review articles) que resumen el conocimiento de un tema componen la literatura secundaria. No confundir un artículo con una nota investigativa, la cual es más corta y no cuenta con las divisiones del artículo.

Secciones principales de un artículo científico:

Resumen (Abstract): resume el contenido del artículo en un párrafo. Es una versión miniatura del artículo. Esta parte también puede llamarse sumario, extracto, compendio, sinopsis, o incluso abstracto. No incluye otra información que aquella que se encuentra en el artículo. No incluye referencias bibliográficas. Es indispensable para que el científico esté actualizado, pues le ahorra la lectura de artículos completos.

Datos de los Autores: El primer autor del artículo científico es generalmente la persona que más contribuyó al desarrollo de la investigación y la que redactó el primer borrador del manuscrito. Los autores secundarios se mencionan por importancia de contribución o al azar. Siempre incluir el correo electrónico de cada autor.

Título: es una etiqueta. Ser lo más detallado posible, pues de eso puede depender la adquisición de un documento. El título puede ser descriptivo de la investigación o informativo de sus resultados.

Palabras clave: además de escribirlas en el idioma del artículo, hay que escribir las palabras clave en inglés, pues en ese idioma se escriben la mayoría de las revistas.

Portada: contiene el título del trabajo, los nombres de los autores, las direcciones de los autores y las palabras clave. Esta información puede colocarse sola en una página (como una portada formal) o en la mitad superior de la primera página del artículo, seguida por el resumen.

Introducción: informa tres elementos muy importantes de la investigación: el propósito (objetivos), la importancia (justificación y relevancia) y el conocimiento actual del tema. En la Introducción hay que poner un “anzuelo” para captar la atención del lector. ¿Por qué se eligió ese tema y por qué es importante?.

Materiales, Métodos y Técnicas: Esta parte del artículo científico, llamada también Metodología, le explica al lector cómo se hizo la investigación. Un requisito fundamental de toda investigación científica es que el trabajo pueda validarse; por lo tanto, se tiene que proveer suficiente información para que los colegas puedan repetir el estudio. Los artículos sobre investigaciones de campo incluyen en esta sección las características del área de estudio y las fechas de muestreo.

Resultados: Esta sección es el corazón del artículo científico porque aquí se informan los resultados de la investigación. Las revistas tradicionales presentan los resultados mediante texto, tablas y figuras. Las revistas electrónicas pueden incluir también sonido y vídeo. Hay dos elementos que son muy importantes en esta sección: Tablas: Las tablas (cuadros) son la alternativa ideal para presentar datos precisos y repetitivos. Figuras: Las ilustraciones son ideales para presentar datos que tienen tendencias o patrones bien definidos.

Discusión: Aquí se explican los resultados obtenidos y se comparan con datos obtenidos por otros investigadores. La discusión puede mencionar someramente los resultados antes de discutirlos, pero no debe repetirlos en detalle.

Conclusión: Esta sección del artículo científico es opcional y por lo general sólo se incluye en artículos largos o en trabajos que tienen una sección de discusión extensa. La forma más simple de presentar las conclusiones es enumerándolas consecutivamente.

Agradecimientos, Apéndice y Bibliografía Citada: No confundir bibliografía (recopilación completa de la literatura sobre el tema), refefrencias (selección de artículos) y literatura citada (todos los artículos citados en el texto aparecen en la lista de referencias y viceversa). Algunos modelos para citar referencias: sistema nombre y año (Ej. Sistema Harvard), sistema numérico alfabético (se citan por número las referencias de una lista alfabetizada), y Sistema de orden de mención (se citan las referencias (por número) según el orden en que se mencionan en el artículo).

Foto: Nic McPhee/CC/Flickr/Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s