Cómo Analizar y Redactar para una Investigación Cualitativa

La información cualitativa involucra texto y, algunas veces, incluso imágenes, a diferencia de la información cuantitativa, que se basa la mayor parte del tiempo en números.

Las investigaciones que usan datos cualitativos están enfocadas a entender a nuestro objeto de estudio, y no solamente a describirlo. Los análisis, por lo tanto, se hacen a partir de grandes textos (la mayor parte del tiempo) en donde el investigador intenta encontrar temas para hacer constructos y, al final, teorías.

Como es normal que se obtengan grandes documentos con mucho texto en las investigaciones que usan técnicas cualitativas, lo primero que se debe hacer para comenzar nuestro análisis es reducir la data. La información se puede categorizar o codificar para que los demás investigadores puedan realizar el mismo ejercicio con el mismo texto.

De una entrevista larga, por ejemplo, se obtendrá una transcripción y con esa transcripción comenzaremos a identificar temas y hacer abstracciones. El objetivo es encontrar líneas de pensamiento en un texto que a primera vista puede parecer carente de ellas.

[Estos apuntes son una síntesis del siguiente libro: Hair J., Bush R. y Ortinau D (2009). Marketing Research. In a Digital Information Age (cuarta edición), capítulo 6. Nueva York: McGraw-Hill]

Así, podemos hacer comparaciones de otras entrevistas realizadas en otro momento o con otros sujetos, construir paradojas y formalizar teorías. Las teorías siempre deben estar fundamentadas en nuestros datos de la investigación cualitativa e integran condiciones, conceptos, y desenlaces.

Una vez que completamos nuestro análisis y desplegamos la información, podemos verificarla. La verificación de la investigación cualitativa, a diferencia de la cuantitativa, sólo se puede realizar basándonos en el rigor de la estrategia que usamos para recolectar, codificar, analizar y presentar la información cuando generamos una teoría.

También la podemos validar usando la técnica de triangulación: haciendo la misma investigación pero usando otros métodos para obtener resultados, recolectando la misma información en distintos espacios de tiempo, pidiendo a otros investigadores que analicen la misma información.

Finalmente, una vez que tenemos todos nuestros datos en orden, debemos hacer un reporte escrito que incluya:

  • Introducción (objetivos del estudio, preguntas de investigación, descripción de los métodos utilizados)
  • Análisis de los Resultados (Información documental relevante al estudio e información secundaria útil, hallazgos desplegados en tablas o diagramas, interpretación y sumario de los hallazgos);
  • Conclusiones y recomendaciones. En el reporte, la información va de los general a lo particular.

Foto: fotografeleen/CC/Flickr/Attribution-ShareAlike 2.0 Generic (CC BY-SA 2.0)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s